Reseña: “El guardián invisible”, de Dolores Redondo

9788423350995

Empiezo de nuevo a publicar reseñas de los mejores libros que voy leyendo, y este es uno de los mas apasionantes que he leído en mucho tiempo.

La primera entrega de la trilogía del Baztán combina a la perfección el suspense, el relato femenino de emociones encontradas, y un costumbrismo muy especial, lleno de magia y tradición. Las tres cosas se entrelazan en una novela que nos traslada a lo más profundo de los bosques navarros. Las descripciones son profusas y sensoriales, sin resultar pesadas; en pocos minutos podemos ver la tupida vegetación, oler el petricor y sentir la humedad a nuestro alrededor, mientras la inspectora Amaia Salazar trata de resolver los crímenes del Basajaun, el asesino que tiene en vilo a la policía foral.

Se trata de una serie de asesinatos donde las víctimas, todas mujeres jóvenes, aparecen rodeadas de una simbología que mezcla la misoginia y la tradición. Por este motivo, y debido a su excepcional currículum y sus estudios sobre asesinos en serie en colaboración con el FBI, Salazar es trasladada a Elizondo, su pueblo natal, para liderar la investigación. Durante el transcurso de la historia, Amaia combinará sus dotes de investigadora, su capacidad para elaborar perfiles criminales, y su instinto agudo y entrenado.

Precisamente el instinto es uno de los leit motiv de esta novela, la capacidad innata de sentir más allá de las palabras y los indicios; cómo la usamos, qué pasa cuando falla, y qué podemos hacer cuando la perdemos. Amaia trabaja incansablemente, colaborando con sus compañeros, para desenmascarar al asesino, al tiempo que lucha contra sus propios fantasmas, y siente que ella misma se pone obstáculos a la hora de encajar las piezas. La ayuda de su familia y su compañero Jonan Etxaide, además de un contacto de Quantico; porque esta no es una historia de una mujer sola contra el mundo, sino también de colaboración, apoyo mutuo y sororidad entre mujeres.

Otro de los elementos recurrentes que actúan como causa de conflicto, y a la vez argamasa para dar consistencia a la parte más humana de la historia, es la tradición, una niebla oscura que envuelve a los habitantes de Elizondo y que nubla la vista de la inspectora Salazar, a pesar de que ella necesita recurrir a mitos y supersticiones para avanzar y resolver el caso. Se debatirá entre el escepticismo propio de la investigadora racional, que se basa en pruebas, y la influencia de los ritos y creencias ancestrales, de las que ella es partícipe en cierta medida.

Quizá la parte más emocional, que no sensiblera, de la narración viene dada por el conflicto interno y externo de Amaia, centrado en su familia, Los rencores y la tiranía de algunas mujeres de su casa en Elizondo harán más denso el aire en los días en los que Amaia permanece allí para trabajar, y a la vez también contribuyen a aumentar la tensión de la historia, que mantiene al lector en vilo constantemente. Es una narración netamente femenina, con un equilibrio exquisito entre la realidad, los hechos fríos y terribles, las emociones y las sensaciones que a veces quedan en un limbo; no sabemos si todo lo que ocurre tiene un significado, o tal vez solo sea un reflejo charco, en medio del bosque cerrado.

En definitiva, os recomiendo esta novela, que fue adaptada en una película que se estrenó el año pasado, tanto si os gusta la novela negra pura y dura, que la hay, como si os interesan las narraciones más humanas y profundas; insisto, en este caso las dos cosas están muy bien mezcladas. Cuatro estrellas sobre cinco por mi parte, porque las cinco se las doy a muy pocos.

Para terminar, y para re-inaugurar bien esta sección de reseñas: ¿Qué libros os han apasionado últimamente? ¿Me recomendáis alguno, ahora que ya me conocéis un poco?

 

Anuncios

Reseña: “Cuernos”, de Joe Hill

cuernos.jpg

Ig Parrish se levanta una mañana con una resaca espantosa y dos enormes cuernos saliendo de su frente. No es un sueño, están ahí, puede verlos y tocarlos. Los demás no los ven, o no los aprecian igual que él, pero Ig comprueba en seguida que ejercen un influjo demoníaco en todos aquellos que le rodean: su novia, su mejor amigo,su familia y otros miembros de la comunidad actúan como peleles a su servicio y le dicen toda la verdad, le guste o no. Ig pronto descubrirá que este poder conlleva descubrir cosas terribles, sobre él mismo y sobre lo que de verdad ocurrió hace un año, cuando su novia apareció muerta en el bosque.

Este es un libro duro de leer, sin embargo también es ameno y adictivo. Joe Hill combina el terror, el drama, los miedos interiores y un afilado humor negro como nadie (en mi modesta opinión, mejor que su padre). El terror de esta historia emana del propio protagonista, que ve cómo el mal surge en su interior y no puede controlarlo. Al mismo tiempo comprueba que todos le consideran el asesino de su novia, y además le confiesan todas las cosas horribles que piensan de él. Como lectores nos adentramos en su mundo, en sus temores, sus odios, y su amor incondicional por Merrin, su novia muerta, a la que conoceremos gracias a flashbacks que nos dan otra perspectiva de esta historia.

Es también una novela de terror sobre hombres que no aman a mujeres. El autor controla tan bien la perspectiva de sus personajes que los presenta sin llegar a juzgar a ninguno, pero revelándolos en toda su maldad, y llega un punto en que no sabes si quieres seguir leyendo… pero lo haces.

Reseña: “Frankenstein o el moderno Prometeo”

6a0105352227a9970c0168eb54c6d5970c-600wi

Esta reseña es especial por muchos motivos: se trata de mi libro favorito, es uno de los clásicos del terror decimonónico, y la obra considerada pionera de la ciencia ficción.

Mary Shelley comenzó a escribirla a los diecisiete años.

Frankenstein o El moderno Prometeo es una novela extraordinaria por estos y otros motivos, y de lectura muy llevadera, engancha.

La historia es ya universal: Victor Frankenstein es un muchacho de alta cuna  que viaja al extranjero para estudiar ciencias, y que, tras la repentina muerte de su madre, se obsesiona con la idea de devolver la vida a los muertos. Cuando consigue reanimar a una criatura producto de la combinación de varios cadáveres, descubre que el monstruo (al que no llega a dar nombre) posee una fealdad tan repulsiva que huye y lo abandona. Sin embargo, éste lo sigue hasta dar con él y enfrentarse a su creador.

He aquí el primer detalle que os va a sorprender si solo conocéis la historia por las películas clásicas: la criatura es muy inteligente, y parte de la novela está narrada desde su punto de vista. Esto da un giro dramático a la historia, porque el monstruo es consciente de su propia fealdad, de su condición de criatura aberrante, y maldice a Victor: nunca le perdonará haberle dado vida, y convertirá su existencia en un infierno. Lo segundo que puede que más os impacte es la gran sensibilidad de esta novela; tanto Victor como su criatura expresan sus emociones, y las de la criatura son desgarradoras, ha intentado hacer amigos y éstos han huido o han intentado agredirle, presa del terror. Por su parte, Victor expresa en todo momento un amor profundo a su familia, a su prometida y a sus amigos; esto da un tono aún más oscuro a la novela, porque Victor vive en tensión continua, preocupado tanto por su propia seguridad como por la de sus allegados. La criatura lo chantajea, amenazándole con hacer daño a quien más ama si no accede a darle una compañera, que ha de surgir igual que él a partir de materia corrompida, para que pueda amarlo.

De hecho, es también un drama de pasiones primarias: la codicia de gloria y fama de Victor, su miedo al monstruo, y por parte de éste, el sentimiento de rechazo, la ira y la sed de venganza.

El aspecto que más lo acerca a la ciencia ficción, además del hecho de que el protagonista consigue crear un monstruo a partir de cuerpos sin vida, es la introducción al mundo universitario desde la perspectiva de Victor, y su dilema personal entre ser fiel a las enseñanzas de filósofos de siglos anteriores, como Alberto Magno, y descubrir las teorías de los científicos modernos, que son los que sus profesores aceptan como las únicas válidas. Quizá estos elementos no sean aterradores, pero ayudan a introducir al lector en los conflictos personales de Victor, y a conocerlo como el científico tan apasionado que es.

Por último, también quiero destacar la gran cantidad de puntos de vista de la obra: comienza con el relato epistolar de un marinero que encuentra a Victor en el Polo Norte, y luego se alternan varios narradores, incluidos como ya he dicho la criatura y el propio Victor.

Os la recomiendo de corazón, y os aconsejo que le echéis un vistazo a la edición ilustrada por Bernie Wrightson, a la que pertenece la imagen de cabecera de este post.

 

Reseña: “Partir”, de Lucía Baskaran

partir

Voy a confesar algo doloroso: soy mala lectora. Me cuesta concentrarme para leer, y por mucho que me guste un libro, puedo tardar meses en terminarlo si es muy largo o no me engancha del todo. He dejado muchos libros porque no me interesaban lo suficiente.

Tardé cuatro horas en leer “Partir”. Es uno de esos casos en los que una historia te agarra del cuello y no te suelta hasta el final. Aunque la premisa es más bien clásica, un viaje de la adolescencia a la madurez, en seguida se nota que está escrita desde una perspectiva oscura y muy sincera. Victoria no se anda con rodeos, y aprende una lección de cada tropiezo. Tiene mucho carácter, y a lo largo de su viaje va forjando su personalidad, acompañada de amigos y amantes, pero conservando su independencia. Su experiencia en el mundo de la interpretación sirve para observarla como la chica tenaz y aventurera que es, y sus vivencias sexuales conforman un relato íntimo, que nos ayuda a entenderla en profundidad.

Éste es un libro feminista y femenino, pero va más allá de la política. El feminismo es una herramienta de defensa y de superación, que empuja a la protagonista a sobreponerse y reivindicar su derecho a la propia vida, a su vida, por imperfecta que sea. A pesar de la frustración, de sufrir para alcanzar sus sueños, siempre deja algo de ella misma en todo lo que hace.

También habla del amor, la depresión y otros avatares, pero con una visión muy realista, que me ha hecho sentir identificada y me ha sacado alguna lágrima mientras subrayaba pasajes en el Kindle.

Os aconsejo que sigáis a Victoria en sus aventuras, y por supuesto a Lucía. Es otros buen ejemplo de literatura femenina, y a muy buen precio en Amazon.

 

Reseña: “El número de la traición”, de Karin Slaughter

numero_de_la_traicion_el-roca-slaughter_karin-012012

 

“El número de la traición”, en inglés “Undone”, es una de las novelas más oscuras que he leído. Arranca con el atropello de una joven que huye del bosque, y que presenta signos de haber sufrido terribles torturas antes de escapar. Ella cae en coma y es labor de Will Trent, Sara Linton y Faith Mitchell (mi personaje favorito de este libro) reconstruir su historia gracias a las pistas que hallan en ella y en su prisión bajo tierra. Pronto más víctimas dibujan un escalofriante retrato de un asesino en serie, que parece proyectar su sadismo en un determinado tipo de víctima…

Lo primero que me atrapó de este libro fue la sensación de estar viviendo cada momento, de entrar en cada escenario (la bajada a la cueva de tortura me puso los pelos de punta). En segundo lugar, la humanidad de sus personajes: Sara, que intenta superar la muerte de su marido, y prácticamente adopta a la víctima del atropello, tratándola con ternura y tomando su caso como algo personal; Faith, que tiene problemas y secretos más grandes que su capacidad para organizar su vida, y que me hizo identificarme con ella por sus imperfecciones; y su jefe Will Trent, un poli duro con traumas de la infancia, que está permanentemente horrorizado con el caso y hace lo posible para sacar lo mejor de su compañera y resolverlo juntos. Estos personajes tan cercanos ayudan a engancharse a la narración, que en ocasiones puede resultar demasiado dura, por los detalles de las torturas. Sin embargo, tengo que decir que esto no me hizo abandonar la lectura en ningún momento, y que no es más escabrosa que la mayoría de la novela negra de los últimos años.

En resumen, una novela de suspense, que en ocasiones asusta como una de terror, por la crueldad del “malo” y por el realismo de sus descripciones, que entreteje una historia que implica a los personajes principales y su vida personal, sin apartar la mirada del caso en ningún momento.

Os la recomiendo.

Reseña:”El traje del muerto”, de Joe Hill

portada-traje-muerto.jpg

Como tarde o temprano voy a mencionar a Stephen King en esta reseña, empezaré por ahí: sí, se nota la influencia del maestro en esta obra, en la atmósfera inquietante, los personajes torturados y cierto humor negro. Sin embargo, Joe Hill, tiene su propia personalidad y la deja entrever desde el principio; la historia la conducen los personajes, no la presencia sobrenatural.

Judas Coyne (nombre artístico, muy bien escogido) es un rockero de cincuenta y tantos años, venido a menos, que vive con su novia gótica. Con la intención de cosificarla, no la llama por su nombre de pila, sino por el estado de donde proviene, en este caso Georgia. Lo ha hecho con todas las anteriores. Sin embargo, los personajes femeninos tienen un peso determinante en la novela, casi desde el principio.

Judas, o Jude, colecciona objetos siniestros y malditos, en parte por su afición al ocultismo, y en parte simplemente para contribuir a su propia leyenda negra. Un buen día su agente, el fiel Danny, le propone entrar en una subasta de un traje que arrastra consigo un fantasma; él acepta, lo adquiere, y a partir de ahí su vida da un vuelco. Los acontecimientos que se suceden en estas quinientas páginas son tan terroríficos como realistas. No vamos a ver un fantasma con sábana y cadenas, sino un muerto que trae mal y podredumbre. En lugar de un poder sobrenatural, que explota de manera visible, el espectro de Craddock se manifiesta con la más real de las fuerzas, la inevitable muerte; sin adornos ni pantomimas.

Este es un libro terrorífico, adictivo desde la primera página, y con personajes muy humanos; incluso los personajes no humanos (Angus y Bon, como los vocalistas de ACDC-la leyenda del Rocl está presente en todo momento)-) aportan emociones y arropan al protagonista en su huida del fantasma, y también de sí mismo.

 

Reseña: “La maldición de Hill House”, de Shirley Jackson

9786073129114

Este ha sido un claro caso de grandes expectativas que no se han cumplido. Conocía la historia por una adaptación, y además sabía que Shirley Jackson y su obra habían inspirado a escritores de terror de la talla de Stephen King, por lo que lo leí esperando un libro espeluznante y adictivo.

Los protagonistas de esta historia son, por un lado el doctor Montague, reputado parapsicólogo, y por el otro los invitados a su particular experimento: Eleanor, dulce y sensible, Theodora, una socarrona dama de clase alta, y Luke, el propio heredero de la casa misteriosa. El doctor Montague conoce muy bien la casa y sabe que sus invitados no podrán resistir los fenómenos que allí suceden por mucho tiempo.

Tengo que admitir que la novela crea una atmósfera opresiva, que consigue que la casa sea un personaje vivo desde los primeros capítulos, y hay algunos personajes muy bien definidos; en especial Eleanor, cuya perspectiva nos ayuda a adentrarnos en los grandes y tenebrosos salones de la mansión y a sentir su inquietante presencia. Sin embargo, tiene un ritmo desigual, y hay muchas situaciones que parten de un marco misterioso y acaban siendo absurdas. Además, la sensación claustrofóbica de la historia en muchas ocasiones se queda solo en eso, una sensación.

Aún así, hay cierto tono burlón del narrador con los personajes que es muy atractivo, sobre todo con la protagonista. La forma de describirla, los brillantes diálogos que mantiene con Theodora (con una leve carga erótica en algunos momentos) y sus sustos constantes son una especie de castigo a la pobre Eleanor por meterse en ese loco proyecto. Definitivamente, el humor negro y la locuacidad de los personajes cuando bromean sobre la casa son algunos de los mejores detalles del libro.

He de decir, sin embargo, que da miedo. No un miedo constante, ni aterrador, pero como he dicho, la casa es un personaje más: respira, se mueve, se comunica. Se comporta de una forma diabólica y tiene un efecto maquiavélico sobre los protagonistas, que a veces salen para dar una vuelta y despejarse, pero acaban volviendo atraídos fatalmente por su influjo. Uno pasa miedo cuando la acción transcurre dentro de la casa y también cuando transcurre fuera.

De modo que… la recomiendo. Hay que entenderla en su época (fue publicada en 1959), pero es una gran novela de misterio y terror, y además tiene el valor de que Stephen King bebió de ella para crear sus terroríficas historias.

 

Reseña: “El día que perdí mi sombra”, de Aída del Pozo

cm2c5bjwaaa-sgeComencé esta novela, que participa en el Concurso de Novela Indie Amazon, con mucha curiosidad, y atraída por el hecho de estar escrita por una mujer. Como ya os comenté, últimamente me he propuesto leer solo a autoras de misterio y novela negra, por una temporada.
En seguida me enganché a la lectura gracias a su temática: una historia de mujeres fuertes, supervivientes y que toman las riendas de sus vidas tras haber tenido malas experiencias, y que se apoyan unas a las otras. La historia entremezcla las vidas de varios personajes, oscuros pero con matices, que han crecido en un universo duro e implacable, y sus relaciones pasadas influyen en el desarrollo de los acontecimientos, pero están muy bien dosificadas. Los recuerdos que comparten entre sí ayudan al lector a comprender su realidad de hoy en día.
La novela está llena de pasión, en todos los sentidos, en los diálogos y en la manera en que se desatan los sentimientos de sus personajes. El placer se enreda con el suspense en esta historia tumultuosa, que atrapa desde el principio. Os la recomiendo.

Reseña: “Heridas abiertas”, de Gillian Flynn

gillian-heridas

 

“Heridas abiertas (cuyo título original es “Sharp Objects”) no es ni mucho menos una novedad editorial, llegó a España en 2014, pero yo acabo de descubrir este libro y a esta autora de novela negra y misterio, gracias a una amiga. Me planteé leer exclusivamente a autoras femeninas de misterio o terror durante un tiempo, y Gillian Flynn es una de ellas, junto con Karin Slaughter y Shirley Jackson, por el momento.

Este es un libro adictivo, por lo bien que está escrito, y a la vez difícil, por lo que narra. Obviamente lo primero ayuda a similar lo segundo. Camille es una periodista de treinta y pocos años, con un pasado oscuro y un presente no mucho más feliz, que vuelve a su ciudad natal para investigar la desaparición de una niña. Ella es reticente a volver a Wind Gap, pero su jefe la insta a hacerlo para potenciar su carrera; pese a sus defectos, este personaje masculino se rebelará uno de los más entrañables.

Es una novela de personajes, humanos, oscuros y complejos, algunos de los cuales están presentes en todo momento aunque no aparezcan, porque llenan el aire con su influjo.

La protagonista se enfrenta por un lado a su pueblo sureño, cálido y alienante, y por otro a su familia, fría e hipócrita, que le hará más difícil avanzar en su investigación para descubrir qué ocurre con las niñas de esa localidad. Según Camille se abre paso entre la frivolidad de la clase alta para averiguar la verdad, también nos introduce en sus propios traumas y realidades perturbadoras, que nos ayudan a entender su forma de ser.

No os voy a desvelar nada más, os aseguro que si lo empezáis llegaréis al sorprendente final con una lectura trepidante, llena de objetos afilados.

Reseña: “Cicatriz”, de Juan Gómez-Jurado

cicatriz-juan-gomez-jurado

 

Una de las mejores cosas que me puede pasar cuando leo es que el libro en cuestión me produzca sensaciones tangibles, y “Cicatriz” me ha dado frío. Lo digo en el mejor sentido: no me ha dejado fría, sino que desde el primer momento me ha atrapado de tal forma que seguí los pasos de Simon e Irina, juntos o separados, y mientras que los el primero me llevaban a su trabajo, sus obsesiones y su thriller personal, los de la joven ucraniana me transportaron a países lejanos y gélidos, donde viví sus experiencias extremas, que la forjaron como mujer; en lugar de distraerme de la acción principal, conocer su pasado me ha ayudado a introducirme en la trama tan actual de las mafias del Este y las esposas a la carta.

Estas dos historias y los puntos donde se entrecruzan están muy bien narrados, y el autor controla los tiempos para dejarte en suspense con ambas historias. Tal vez en ocasiones puntuales resulta un poco lenta en cuanto a los avatares del protagonista, si bien es cierto que el suspense dosificado me resulta muy atractivo.

Por último, he de decir que es una novela muy humana. Los personajes son profundos, ricos, y las relaciones entre ellos rezuman autenticidad e imperfección. En especial, la amistad de Simon con su hermano Arthur me llegó muy adentro.

En definitiva, es una trepidante novela negra con un final sorprendente y que tiene mucho más que ofrecer que la media del género. Ahora tengo que ponerme con las anteriores de Juan Gómez-Jurado 🙂

(La edita Ediciones B, pero está a muy buen precio en Kindle  )