El amor

Otro extracto de «lo que sea» que estoy haciendo, que me está gustando mucho:

 

Es difícil saber si estás enamorado, pero creo que si esto fuese una guerra, lo sabría. Siento que sería capaz de luchar por él con todas mis ganas, como una fiera, una fiera protectora. No querría morir por él, porque preferiría seguir viviendo para estar juntos; mataría por él, sin duda. Y él lo haría por mí. Juntos o cada uno por su cuenta, pero por la supervivencia del otro.

Hasta aquí, esto es algo que puedes sentir por un amigo.

Pero para mí la diferencia es que al volver a casa, empapados en sudor y sangre, exhaustos, y arrastrando el dolor inmenso, querría seguir cuidando de él, limpiando y curando sus heridas, con paciencia y cariño. No querría hablar, no le haría hablar. Entre dos amantes sobran muchas palabras.

Tiene que haber complicidad, para contarnos casi todo, pero no constantemente.

Y entonces nos iríamos a dormir, aunque costase dormir. Él me abrazaría y me acompañaría en el sueño, y me consolaría cuando tuviese pesadillas, musitando palabras dulces en mi oído y besando mi cuello tembloroso.

3 comentarios en “El amor

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s