Otro pasaje de “Puntos negros”

Tienes suerte, en serio. Si fueses gordo y feo ya te habría puesto una orden de alejamiento, pero tienes un aspecto normal. (…) ¿Tan guapa es?

Marcos resopló, incómodo por tener que hablar de ella.

Es… diferente.

Eso era lo que había pensado decirle a Silvia. No quería contarle nada en principio, pero si ella sospechaba o él decidía largarse con Susana, le diría lo que más duele: «no es como tú». Solo cuatro palabras, algo conciso, poco elaborado. «No es como tú». Puedes interpretarlo como quieras, pero siempre duele. «No es como tú», ni mejor ni peor, pero la prefiero porque me he cansado. Me he aburrido. Te conozco demasiado.

Ejercicio “Escribir ficción”

Unos fragmentos que escribí para practicar siguiendo las pautas de este libro; no es un relato completo.

Luna tenía esa mañana una entrevista de trabajo para un puesto de gerente junior, había salido tarde de casa porque su perrito había mordisqueado sus zapatos nuevos y tardó un rato en encontrar otros casi tan adecuados. Corría desesperada para alcanzar el tren a tiempo, si no tendría que ir andando hasta la parada de autobús, que saldría antes que el tren siguiente pero daba un rodeo.

Luna se subió al último vagón con el dinero justo en la mano para pagar su billete en cuando llegase el revisor. Respiró aliviada por haberlo alcanzado y tomó un asiento que vio libre, ignorando a sabiendas a un anciano que la miraba indignado pero que no se atrevió a pedirle que le dejara sentarse.

El tren paró de repente. Luna se encontraba leyendo un libro y esto la pilló desprevenida. Se acercó a la ventanilla para averiguar qué ocurría y se sumó al desconcierto general.

Destacado

Un pasaje de mi novela “Puntos Negros”

Compra “Puntos Negros” en Amazon

“Fue poco a poco. Marcos no recordaba el punto en que todo se le fue de las manos, porque tampoco tenía claro cuándo dejó de comportarse como la mayoría de los hombres que conocía. En realidad esto no le importaba; el bien y el mal eran etiquetas que se les ponía a las actitudes. Él estaba al margen de estas etiquetas.

Quien conoce la diferencia entre el bien y el mal pero carece de empatía recibe el apelativo de psicópata. Marcos nunca se habría colocado esta etiqueta porque le sonaba a asesino en serie. Él no había matado a nadie.”

Mira el resumen de Puntos Negros

Aquí tienes el resumen de Puntos Negros, que publicaré en unos días.

Marcos lleva una vida aburrida e insatisfactoria, pero alguien puede sacarlo de su letargo: la chica de sus sueños. Sin embargo, cuando intenta alcanzarla, descubre algo más oscuro que sus propias intenciones; él ya no lleva el control, y por una vez las mujeres no estarán a su merced.

La publicaré en las categorías FICCIÓN > Crimen y FICCIÓN > Misterio y Thrillers > Suspense

¿Te resulta atractivo? ¿Te da ganas de leer la novela?

Publicar

14308473629308

Escribo esto cuando aún no he terminado, todavía quedan cosas que hacer y dudas que aclarar. Me explico, voy a presentarme al Concurso Kindle de autores indie, y lo hago con mi novela (mi primera y única novela hasta el momento). Tengo que decir que, a la espera de los últimos ajustes, publicar en Kindle Direct Publishing me ha parecido más fácil de lo que pensaba. Cierto es que llevo casi dos meses dedicada a esto casi en exclusiva (pertenezco a ese gran colectivo que son los desempleados), pero pese a mi actitud negativa natural y a que me agobio con cualquier cosa, esto no se me ha dado mal.

Más adelante detallaré algunas pautas y haré una lista de los blogs más útiles que he encontrado, pero de momento te animo a que participes en el concurso, y en general a que publiques tus obras por tu cuenta.  Estoy segura de que en ninguna editorial me habría sentido libre de publicar exactamente lo que yo quisiera.

¡Suerte a todos!

La inspiración

A veces viene de imágenes, que me sugieren contextos y acciones. Otras veces son las situaciones, microuniversos en los que me meto; aunque sean muy reales, yo los hago imaginarios. Otras veces, las menos, son historias; otras historias que ya son, pero se pueden mejorar. Las saco de libros, de grandes clásicos del cine o de telefilmes de sobremesa. Cualquier comienzo puede valer.

Me cuesta mucho inspirarme en frases, más bien me inspiro construyéndolas yo misma. Si me sale algo mientras redacto esta entrada, te lo enseñaré.

Me inspiran las mujeres, casi todas las que veo.

Esta imagen es una aportación a un blog de moda. Ella se llama Lila G y las subió a http://lookbook.nu/ hace dos años. Ahora sus fotos me sugieren algo.

En contadas ocasiones me inspira una noticia. Prefiero no considerar la historia real al completo, porque me siento frívola usando un suceso para construir ficción. Pero tal vez un detalle, un giro, una reacción…  Tal vez me sirvan.

Busco inspiración a flor de piel, por eso siempre empiezo por cosas pequeñas. Observo planos cortos, que contienen olores, susurros, gestos. Además, ahí la perspectiva es muy cerrada, y a mí no me interesa contar la verdad.

Ana escogió una camiseta de la cesta con la ropa que aún no había doblado. Rezaba “dressed to kill”. Ella había comenzado el día pensando en dejar de vivir, pero afortunadamente una llamada le recordó que tenía asuntos pendientes. Se vistió y salió a resolverlos.

Pues al final se me ha ocurrido algo.